If one were to ask why all these works are together, the answer would not come perfectly formulated. But there is something that is clearly perceived and it is the natural and unforced co-existence of the different pieces. Obiageli Okigbo says that the idea was just that – to come together – and that she only discovered the place occupied by her work among the other works thanks to the curatorship of artist Otobong Nkanga.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
En Julio, el espacio de producción y difusión de arte, que lleva adelante con Constanza Piaggio en el 20ème de Paris, Maria Ibáñez Lago repasa las diferentes flores y plantas que aparecen en sus trabajos. El bordado se funde con el fondo, hay algo alegre que resiste. A partir de listas rojas, que son listas de especies vegetales y animales en vías de extinción en Francia, realiza estandartes. Sobre la tela impresa, el bordado funciona como detenimiento y diálogo, un intercambio con el afuera.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Busqué una carta que ella me había escrito para un cumpleaños y la puse junto a otros objetos en una mesa baja. Fotografías, piedras, cadenitas, flores logran encajar y volverse una superficie que me alivia y puedo ver. A veces los reordeno, el lugar de cada uno tiene un sentido y aunque no logro adivinarlo quiero que permanezca así. La creación de un altar o una especie de altar se vuelve un acto instintivo como si fuera darle cuerpo a una meditación que la necesita. O la necesidad es que esas ideas se detengan en algún lugar y no desaparezcan. Pueden reposar, dar vueltas, encarnarse en esa materia.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp